martes, 25 de diciembre de 2007

POEMA DE NAVIDAD

La mañana clava su luz en la ventana
y un torrente acaricia la mirada durmiente
de radiante amanecer


¡es Navidad!

En este instante nacen al borde de la dicha
rayos de esperanza,

pequeñas almas limpias con la conciencia virgen
pedazos de vida sin apenas latido
que traen bajo su brazo
un pan podrido,

lactantes sin pecho que llevarse a la boca
ni cuna donde albergar sus sueños,

ni manta con que abrigar su primer escalofrío

a la orilla de todas las penurias.
También
¡es Navidad!

para ese ser dejado de la mano de todos

y para el perdido en su agonía

con una infancia de papel
sin envoltorio de besos y sonrisas
y un amor sin medida
sin mañana ni ayer

¡es Navidad!!

domingo, 16 de diciembre de 2007

Cerca de la Navidad.

Sucede que fuimos hechos
para recordar y ser recordados
para llorar y hacer llorar.

Tenemos brazos largos para los adioses
manos para recoger lo que nos es dado
corazón para poseer la tierra

Nuestra vida es así
como una tarde olvidada
o una estrella apagada en las tinieblas
como un camino de duda en el destino.

Necesitamos velar
hablar bajo, pisar leve, ver
a la noche dormida en el silencio,
para poder recordar
una canción sobre un pesebre
y un verso de amor.

Sucede que fuimos hechos

para la esperanza en el milagro
para la participación de la poesía

Esta noche es la Noche más bella y sucede

que de su amor,

nacemos, inmensamente.

jueves, 22 de noviembre de 2007

JOS "CIUDAD DE SALAMANCA". SANTA CECILIA

video

Escena y danza charra. Gerardo Gombau
JOVEN ORQUESTA CIUDAD DE SALAMANCA
dirige: Ignacio García Vidal

martes, 13 de noviembre de 2007

TU CUERPO SABE A SAL A CICATRIZ A LLANTO
a madreselva aprisionada por las piedras y el tiempo
baño el recuerdo en las caracolas, de espuma, de tu mar
mientras las gaviotas vuelven al arco iris de mi dolor
y la tarde se crece por el puerto.

Brillan las estrellas en la barbacoa de mi esperanza
entre neones cálidos y pirámides truncadas del atardecer
de los parques de ayer, huecos llenos de orillas
del abismo orientado al norte de las olas que te guardan.

tu cuerpo sabe al aire que lejano recorre
la tarde al horizonte en dirección inversa
al cantar de las aves que reclaman
una quebrada nocturna en el crepúsculo.

Por mi nostalgia lloran los telegramas de tu mano
la arenísca erosionada la hondura de tus ojos
entre las olas donde habito. Un puñado de flores
se me crece, salvaje, al borde de las rocas.

Hoy que tornan al mar las gaviotas
oriento hacia tu norte las olas que te anidan

martes, 6 de noviembre de 2007

carta a José María Palacio. Antonio Machado. José María Sánchez Terrones

video

Palacio, buen amigo,
¿está la primavera
vistiendo ya las ramas de los chopos
del río y los caminos? En la estepa
del alto Duero, Primavera tarda,
¡pero es tan bella y dulce cuando llega!...

¿Tienen los viejos olmos
algunas hojas nuevas?

Aún las acacias estarán desnudas
y nevados los montes de las sierras.

¡Oh mole del Moncayo blanca y rosa,
allá, en el cielo de Aragón, tan bella!

¿Hay zarzas florecidas
entré las grises peñas,
y blancas margaritas
entre la fina hierba?

Por esos campanarios
ya habrán ido llegando las cigüeñas.

Habrá trigales verdes,
y mulas pardas en las sementeras,
y labriegos que siembran los tardíos
con las lluvias de abril. Ya las abejas
libarán del tomillo y el romero.

¿Hay ciruelos en flor? ¿Quedan violetas?

Furtivos cazadores, los reclamos
de la perdiz bajo las capas luengas,
no faltarán. Palacio, buen amigo,

¿tienen ya ruiseñores las riberas?

Con los primeros lirios
y las primeras rosas de las huertas,
en una tarde azul, sube al Espino,
al alto Espino donde está su tierra...


martes, 30 de octubre de 2007

para tu cumpleaños, Belén




Yo te regalo:
Una sonrisa escrita para que la guardes
y el dibujo de un sueño en tu cuaderno.
Una palabra perfumada
y un día de sol con tu nombre.
El abrazo infinito de todos los árboles

y un canto suave para que duermas
La mirada más tierna, el color de una nube
y un beso en tu alma,
para que me recuerdes siempre
y en tu corazón me guardes.

a Belen,
30 de octubre

Cristal de transparencia, tú,
trueno del alba.

Principio y fin de mis horas de amar...

Hay tras tus pestañas un verde tropical
forma, tú, de crisol para soñar la tarde
y en tus manos se entrelazan mis días de esparanza...

Un rumor de palmeras se enreda en tus cabellos
mientras tu cuerpo se escribe de inocencia
y torna a hacer piruetas,
(reducto de nostalgia de la niñez perdida)

Te descubrí... te fui descubriendo, mujer,
como la flor que nace en primavera,
lentamente, en el caer de las horas, junto al Tormes,
bailarina del sueño, para robarle ausencias a la noche.


domingo, 28 de octubre de 2007


PLAZA MAYOR DE SALAMANCA, DOMINGO 28 DE OCTUBRE DE 2007. EVOCACIÓN

jueves, 25 de octubre de 2007

Siento el frío que acecha a nuestras puertas
y el armario vacío de sueños al borde del invierno.
La casa desvastada y la muerte segura de la tarde
que vino y se fue con las sombras.
No somos los de ayer, no dibujamos corazones
traspasados en los árboles
ni siquiera mantenemos las miradas.
No hay horizontes, ni estrellas, ni caminos…
hemos llegado al borde de la nada…

Eres la verdad asida del brazo de la esperanza,

el sueño incendiado de la noche perfecta,

el entorno, el encuentro, el punto de retorno

al Universo extenso del pensar que te tengo.


Eres principio y frontera de un camino para llegar a todo,

destino para poseer todo lo que, en ti, reside,

jardín y laberinto de infinitas estrellas,

claridad cambiante en formas de luciérnagas

que invaden el singular perfil de la noche sin vértices.


Vórtice, Tú, de espacios adentrado en dominios

de singulares formas, piedra angular del sueño,

entre la torre, el azul extenso, el eterno monólogo

de las piedras y el agua camino de los deltas marinos.


En mi entorno propones una sierra de encuentros,

un corazón incendiado a fuerza de dolores, un amasar

la vida con trozos de espacios de filos hirientes,

una isla clásica donde descansa mi sed de amar.


Tú sabes qué camino emprender para llegar a todo

hoy que me siento aquí haciendo la memoria

repasando recuerdos de todo lo que hice y dejé sin hacer,

en esos días trazados por los vuelos de las altas aves.


Eres también un río de cristales verdes,

con espacios abiertos para dibujar esperanzas,

acaso el eco de terraplenes al borde del abismo,

que tu mano detiene - digo - junto al gran vacío.


Eres jardín y atalaya, laberinto de memorias

en el ir y venir del tiempo encadenado, refugio

y horizonte de un cielo dulcísimo de ternura

con horas por hilar, de donde nace todo:

la tarde, su hermosura, el delicado matiz

de las acacias, el campo de paseantes

al borde de los campos traspasados de vida

y el volar silencioso de las aves.


Todo mi pensamiento reside en ti,

porque nace de todo lo que, en ti, se crea,

espejo claro y perfecto de la imagen pura,

de los grandes paisajes donde el amor reside.


martes, 23 de octubre de 2007


Exposición "Antología de los premios". Salamanca Agrícola y Ganadera. Sala de exposiciones de "La Salina". Salamanca

La fotografía tiene mucho que aportar a la creación artística Por una parte se ha convertido en el campo artístico de moda, pero además de su actualidad, está su capacidad como ningún otro medio para traspasar la frontera de los géneros y los límites de la propia técnica para desarrollar un nuevo sentido de mezclas de estilos, concepto tan fundamental para entender la cultura del momento presente.

La cámara posibilita como ningún otro medio el tratamiento de los temas, la fotografía solidifica un instante del transcurrir del tiempo, un momento luminoso y un fragmento de ralidad. Es un recurso de simplificación objetiva.

La fotografía así se presenta como un sistema de elementos con leyes internas en la que cada fotógrafo da un toque personal expresando su opinión sobre la imagen. Utiliza el momento como medio para provocar la concienciación y el distanciamiento, como índice de la realidad en la percepción

Salamanca, Agrícola Ganadera no es sólo una panorámica de la fotografía agrícola y ganadera, ni una revisión histórica del Premio en las dos décadas de su existencia. La intención de esta exposición es hablar de la calidad y variedad del Premio y, ante todo, es una invitación a hablar de fotografía y adentrarse en los múltiples caminos abiertos por los diferentes artistas, en un tema, que, en un principio, nos puede parecer escaso de recursos.

En esta exposición lanzamos preguntas para las que no hay una única respuesta: ¿Dónde están los límites de los géneros fotográficos?, ¿Cómo determina la técnica el discurso fotográfico? Tal vez no haya una sola respuesta, sino una amplia variedad de caminos, tantos como artistas.

Esta reflexión se propone a través de la obra de cincuenta fotografías y un puñado de artistas que han logrado la interpretación de un paisaje, de unas costumbres y de unos oficios, en muchos casos olvidados.

JOSÉ AMADOR MARTÍN

jueves, 18 de octubre de 2007

El amor es la libertad del cielo sobre la tierra

llena de dolores. El corazón el que resuena y late

no es, sino una cortina de fuego entre los muros,

entre las verjas del horizonte.

Es también la palabra, la música que posa su lamento

donde arde el agua fugitiva, sobre el umbral del sueño

sobre los círculos encantados de la mañana,

mientras la noche se aleja como una bella sombra

y es laberinto ardiente como la vida que se bebe.

miércoles, 10 de octubre de 2007

Y luego la noche... tal vez esa historia

de nuevo repetida, sus paseantes, sus silencios,

y la lluvia por las fachadas, los árboles,

los pasos... La noche de soledad al parque

y el taconeo incesante de estatuas, de amantes

que se abrazan en los rincones del aire, la noche

que arranca de mi mis estrellas, mis sueños

y asemejan un vértice de vida, un elemento

singular, sutil, un paisaje de avenidas...

tan solitarias, tan grises, tan ocultas como el espacio

donde todo confluye, abismo de vocablos

horizonte de espera, noche, al fin, de silencios.

Y mas tarde el equilibrio de la oscuridad completa,

el café humeante y la mirada a través del cristal

el viento de los árboles, el frío, el paseante

que gabardina a los hombros cruza solitario

y quizás tararea la última melodía de amor...

De mármol, de acrisolado y blanco esmalte

de párpados hundidos, de rostro dulce como miel

de un desierto, viene una vez más la noche,

una victoria más, un día más, a la ciudad

y resurge un concierto de ríos plateados, un murmullo

de músicas y silencios, sobre las ventanas

encendidas, donde algún sueño viaja en sus caballos...

Noche que sabe a melodía de piano de café,

a llanto, a cicatriz dolorida, a pasto de olvido

a dominio que se recrea por los años, como

la madreselva por los claustros y las fachadas

de los palacios y torres, crisol para soñar,

yunque de platero, péndulo de eterno giro sobre sí mismo.

Celestial y única noche, amante perfecta,

acudiendo a la cita viajera del tiempo y, sometida,

al engranaje perfecto del reloj del tiempo.

Noche redonda y única, tan distinta, tú,

a las demás porque ya han sido y a las que han de venir.

Y luego la noche... que aprendió a llegar y a quedarse

como un viajero más, viajante del tiempo...

También la falsa y larga noche de los sin esperanza,

pero noche al fin sin adornos ni músicas,

sin péndulos ni horas, sin vocablos ni signos,

callada noche de alturas y nieves, de alcobas

y lunas. Noche, al fin, del alma, oscura y fría.

martes, 9 de octubre de 2007



(sobre las estructuras)
Las ciudades, necesitan edificarse sobre las ruinas de lo ya existente, sin la necesidad de una interrupción del proceso histórico. Simplemente debe interferirse en la creación de una estructura sirviente, no ya en el sentido clásico bidimensional, sino navegando en un espacio multidimensional y topológico en el cual debemos actuar como en un organismo celular armónico y deforme que se autogenera y sobre el cual haremos pequeñas intervenciones mínimas para su funcionamiento.


miércoles, 26 de septiembre de 2007

a Belén



No nos perderemos en la tristeza
cuando el mar y los naranjos se desnuden
con desesperada y torpe lentitud
en uno de sus extranjeros besos.
No nos olvidemos del silencio,
pues no hay sombras
ni exilios
ni paraísos
ni espejos jugando con el futuro
cuando siento tu piel y tus suspiros
resucitar en mis sueños.
No quiero hablar nunca más el lenguaje de los ríos,
no.
No quiero ser fuego derrotado,
ni deseado sabor
para no manchar los caminos
incendiados
por nuestros cuerpos,
ni quiero romper nuestros abrazos
con la sangre sonriente de los ángeles,
en el otoño

sábado, 21 de julio de 2007

La tarde, las acacias, los recuerdos...

los aires del fogón, abierta la espesura de la duda,

la meseta exhalando olores a romero,

la casa abierta, la puerta resultando

una larga transición hacia el olvido.

Todo dispuesto en el juego de los astros,

Para la vida infinita, aire en plenitud,

De sensaciones vanas, de platas amarillas

Que arropan el crepúsculo de un gran horizonte.

La tarde de avenidas, sin fin, hacia lo oculto,

Que llevan a la noche

De sombras cambiantes y cambiantes guiños,

De luces de neón, de incendios agitados…

Noche con balcones de luces encendidas,

Sin fin, del alma, oscura y fría.

martes, 17 de julio de 2007








MORIR SOÑANDO

Último poema de Unamuno, muerto el 31-XII-1936

Au fait, se disait-il a lui-même, il parait que
mon destin est de mourir en rêvant.
(Stendhal, Le Rouge et le Noir, LXX,
«La tranquillité»)


Morir soñando, sí, mas si se sueña
morir, la muerte es sueño; una ventana
hacia el vacío; no soñar; nirvana;
del tiempo al fin la eternidad se adueña.

Vivir el día de hoy bajo la enseña
del ayer deshaciéndose en mañana;
vivir encadenado a la desgana
¿es acaso vivir? ¿y esto qué enseña?

¿Soñar la muerte no es matar el sueño?
¿Vivir el sueño no es matar la vida?
¿A qué poner en ello tanto empeño?:

¿aprender lo que al punto al fin se olvida
escudriñando el implacable ceño
-cielo desierto- del eterno Dueño?

Miguel de Unamuno
28 -día de Inocentes- de diciembre, 1936.

lunes, 2 de julio de 2007

Traigo aquí unos versos del Libro de Poesía:

Este destino

de la poeta salmantina Verónica Amat, y lo hago porque en este mundo se necesita el aire fresco de la palabra pura. Este libro significa la pureza del lenguaje. El valor de la palabra. Viene a ser una reflexión que - como dice su prologuista, D. Andrés Quintanilla- viene a abrir de par en par las ventanas para hacer entrar una bocanada de aire limpio en medio de tanta palabra sin sentido y que no comunica nada.
Especialmente me gusta este poema dedicado a S. Juan de la Cruz:

Fueron uno el mirar
y lo mirado,
mismo lo que hallé
que cuanto ansiaba.

Y nada atrás quedaba...
mas cuando fue buscado
fuera Uno con aquello
lo encontrado.

miércoles, 18 de abril de 2007

A Clara

Que este día tenga para ti la suavidad de la blanca nube,

la caricia de un pétalo de rosa, el abrazo de la fuerte enredadera

que lleguen en este día las palabras precisas: sonrisa dulzura, mirada tan limpia....

Eres flor que embellece el camino, donde tus pasos pisan.

Déjame decirte mil felicidades, desearte paz, alegría y todo aquello que tu corazón desea

Que tu sonrisa sea eterna, y siga siendo tu mirada, aquella donde otras se regocijan...

que tus manos encuentren siempre las caricias.

La flor de tu sonrisa perfuma el valle,

los lirios han vuelto a crecer a la llegada de la primavera,

entre los olmos discurre el viento vacilante

Y tú, hermosa en la mañana, pequeña mariposa,

eres claridad y blancura como un sueño de paz en tu dulzura

lunes, 16 de abril de 2007

Me dicen que has muerto las adelfas hirientes

de los jardines yertos, y no quiero que el sueño

que retiene mi pecho se marche de esta noche

completa cabalgada, de llanto, por los bosques...

Si no existe ventana, ni lira encadenada,

a los bancos de ayer, ni a los pétalos húmedos,

si no existen arroyos sumergidos de espumas

ni cometas, de piedra, cruzando tu paisaje.

Sueños, como ausencias, de crepúsculos nuevos,

redoblan en el aire, del páramo encendido,

infinitos rumores de castillos y torres,

cataclismos guerreros y mares olvidados...

Y vienes de la sombra de mi dolor de ahora,

con sabor a la tarde, compartida en tus labios

y deshago la historia, completa, y en tus brazos

duermo la noche como un sueño encantado.

En las torres y piedras de los claustros viejos

se levanta de la noche un vergel infinito.

PLAZA MAYOR. SALAMANCA

" Iré a otro país, veré otras playas;
buscaré una ciudad mejor que ésta.
Todos mis esfuerzos son fracasos
y mi corazón como muerto, está enterrado.

No encontrarás otro país ni otras playas,

Llevarás por doquier y a cuestas tu ciudad.

K. Kavafis

Hay una ciudad en el aire, una ciudad casi invisible suspensa,

cuyos vagos perfiles sobre la clara noche transparentan,

como las rayas de agua en un pliego, su cristalización poliédrica.

Una ciudad tan cercana, que enamora con su presencia.

Toda mi vida, Salamanca, es como un encaje pacientemente tejido a tu abrigo. No importa el color del hilo, ni la ciudad misma. Lo valedero es la verdad de la pertenencia y la infinitud. Porque me tienes para la eternidad, en una adopción que yo amo con una libre servidumbre apasionada, pues no puedo irme de ti sin volver la cara y regresar luego más ligero que si tuviera zapatos de viento. Bien que lo saben todos y hasta muchos se sonríen ¡Qué me importa!
Conozco la dicha de ser propiedad de una ciudad y de sentirla piel, sueño, insomnio gigante, esperanza de polvo, montaña de acontecimientos.

Me gusta escribir —como si nada y a la vez todo fuera importante—

el sencillo irse de las horas sentado en la terraza de un café
aquí en el centro del incendio, en plena Plaza y siempre.
Escribir, como si estuviera escrito, que el ruido de esas tazas sobre el mármol tuviera que pasar el sonido claro de los versos.

La tarde entera se remansa en la plaza, serena y sazonada, bienhechora y sutil como una lámpara, clara como una frente, ¡Qué bien se ve la tarde desde el fácil sosiego de las terrazas, la tarde que igualadora de almas se abre, como el sueño, por esta brecha abierta en medio de la ciudad del aire.

sábado, 14 de abril de 2007

Todo lo que tiene de bello el mar

lo refiero a la tarde infinita,

motores de la ciudad, jardín y cementerio

de chatarras fósiles, inamovibles y eternas.

O acaso es una referencia

al sentimiento lírico, a un estado

que acompaña al hombre.

Estas horas de mis tardes

tienen los teoremas, los signos

que conviven conmigo y, como parte viva,

construyen mi lenguaje

repetitivo, inusual, gastado,

que al final nos parece

una memoria viva.

viernes, 13 de abril de 2007

ANDRÉS ALÉN


TEXTO : Palabras para una exposición

El azar, el simbolismo de los cuadros de Alén, y por supuesto, su afinado lenguaje plástico en el expresionismo abstracto, se convierten en la hebra que nos descubre nuevos horizontes. Espacios visibles. Operación creadora. Eliminación y purificación. Dirección inversa. Alén siempre mantiene su personalidad

En Alen oscila la dualidad artista-creador, expresión conjunta de un lenguaje que se impone. Diálogo polémico que se abre a la magia de la pintura. Nuestro punto de partida es el concepto de pintura abstracta como historia misma de la pintura. En la obra de Alén hay que entrar en cada trazo y armonía; su música que enclavó diversos colores, formas que adquieren presencias objetivas y mágica: signo inmóvil que transita huecos en grandes espacios luminosos. El silencio es absoluto. Configuración de otro lenguaje. Cada línea busca la disolución de la forma: el instante reposa sombras. Es decir, la pintura de Andrés Alén admite términos: línea y color transforman un espacio oscuro, lo vuelven visible, lo desgarran, lo invocan. Sueño y palabra. Destino aparente. Juego único, perdición de lo trágico, transparencia inagotable que se inventa y se desvanece hasta deshacerse en el espacio en blanco y, de ahí, deshabitar otros muros.

Todo esto es arte de una conclusión pictórica y personal. La obra de Andrés Alén es coyuntura extraplástica y poética, creadora de un universo - afirmación personal-, de lo vivido, que es significación de un tiempo que rehace y deshace el mundo. Lenguaje global. La pintura abstracta es observar, oír, descifrar.

Hay pintores que se sirven del dibujo para crear su obra y hay dibujantes que se sirven de la pintura para inventar abismos. En ambas formas, el espacio está enterrado. Es una vía que convoca la invención de los sentidos. Imágenes visibles, soporte de apariencias visuales. Es como decía Baudelaire: provocación de los espacios, animación de abrir pasos violentos. Hacer palabras la imagen y viceversa. Se invierte y se suprime la relación objeto-sujeto. Convocar, herir, desafiar. Fractura de las distancias. Metáfora de la presencia.

Espacios pictóricos que van logrando diálogos transparentes; esto es, cada mancha asoma líneas constructivas, las cuales se vuelven tajantes ante el espacio en blanco. Contornos indefinidos, borraduras parciales que juegan y quizá allí Andrés Alén logra una gestualidad magnífica, única. Los tonos oscuros sobrepasan la nitidez de la mancha, expresan un lenguaje poético compacto. Desarticulación aparente. Figura geométrica.

El collage es otra de las conquistas en el arte de Andrés Alén. Significación de las cosas: pinta objetos y los transforma. Esta aparición es fundamental en su proceso creativo, quema sus zonas virginales. Aproximación del mito.

Andrés Alén es un productor de signos, significador de símbolos, que van más allá del elemento mítico. En suma, la obra de Alén tiene un doble secreto: crea pintura y la pintura crea collages. Es decir, la pintura en su concepto total es la única idea moderna. Mecanismo paralelo: antiguo y moderno.

Desde una visión retrospectiva, lo que Andrés Alén expone consiste en una lección que enseña cómo acercarse a la abstracción, cómo ser fiel a la composición del cuadro. Si nos enfrentamos a la situación de su evolución estética, la característica fundamental sería ese tránsito: evolucionar. Se trata de óleos, dibujos y collages en transición no sólo en sentido teórico, sino en todos los niveles artísticos.

La dimensión total de la obra de Andrés Alén se refleja en un tiempo fantástico que traza el "mapa abstracto" temporal de su trabajo. A partir de ahí, imagina los cuadros que más tarde realiza. Fragmento dispar es lo que es y otras diversas cosas. Espacio nuevo, animal nítido, hallazgo literario. En muchos casos, Alén revela los significados de la realidad. Es capaz de contradecirse. Pero no de dudar ante la distribución del espacio pictórico, del límite entre cromatista y el dibujante. Sus cuadros impresionan por su composición: arquitectura rítmica en distintos planos.

Andrés Alén es ilusionista del mundo, expresionista abstracto. Pintor que no balbucea sino que ilumina. Creador, ante todo, de un lenguaje.

domingo, 8 de abril de 2007

José Ledesma

A José Ledesma,

desde nuestra amistad de siempre

Nos volveremos a encontrar caminando por las plazas vacías de la memoria. Se volverán a abrir las cancelas de la ciudad y tú estarás allí, como el árbol, con las raíces en la ciudad de tus secretos, sin saberlo.

Y sonarán las notas del concierto y tú estarás allí, como cualquier tarde de pasados inviernos.
En esta ciudad de la memoria te reencuentro paseando por las calles que tú pintaste, al pie de los palacios, junto al Tormes sereno.

Así fue el testimonio de la mirada que dejaste en el espejo representada en la alegoría, de casas de vidrio mecidas por el viento, de un otoño en perspectiva
Así es: altiva y bella la ciudad que aparece en el papel. como arquetipo de lo eterno. luz, luz y luces, de repente en la pluralidad del entorno en que se justifica seguir, y seguir el sonido de tu voz en medio de las sombras.
Hoy siento la melancolía de la noche en los muros de la ciudad hermosa, de los arcos por donde el viento silente fluye y ronronea tu nombre.
Observo las ventanas encendidas en una caminata sosegada: una calle te enseña otra, y en cada una de ellas reconozco el camino que justo y verdadero me recuerda a ti.

En el recuerdo de esta tarde la Sinfonía "Inacabada". Schubert